En la mañana del martes, el ministro de Agua y Energía Adolfo Scaglioni recibió en su despacho a parte del directorio de la empresa distribuidora de energía EDELaR. En la oportunidad, los funcionarios dialogaron sobre las acciones concretadas durante el corriente año, las obras desarrolladas y las que quedan por concluir, y cómo continuar garantizando los servicios esenciales en este contexto de ajuste financiero y limitaciones al gasto público.

Anticipándose a este escenario desfavorable, desde el Ministerio de Agua y Energía junto a EDELaR se busca trazar nuevas acciones para garantizar los servicios básicos. En referencia a esto Gianello dijo “queremos mantener el servicio de electricidad y a su vez mantener el agua potable, que está totalmente atada a los niveles de tensión y calidad que damos desde la empresa. Porque si damos una mala calidad, obviamente las bombas se paran o se queman, entonces estamos viendo cómo hacer en medio de la actividad y todo lo que se viene porque estamos teniendo un verano muy tórrido”.

Siendo uno de los pilares de la gestión del gobernador Ricardo Quintela, el posibilitar que más riojanos tengan acceso al servicio de agua y energía, otros de los puntos de interés fue mantener el desarrollo de la obra pública. En este punto, Gianello expresó su preocupación por todas las obras que quedaron pendientes, “tales como la ampliación de la ET La Rioja Norte para el Parque Industrial , debemos llegar a Chepes con la línea de alta tensión donde solo nos falta 90 km de línea, también llegar con la línea de alta tensión a Chilecito. Son muchas tareas pendientes por hacer, pero este es un contexto complicado”.

Respecto al apagón del pasado domingo

El apagón generalizado que afectó a toda la región del NOA el domingo 17, fue otro de los temas de interés para los funcionarios. Donde se destacó el rápido accionar de la empresa provincial y la infraestructura eléctrica que posibilitó restablecer el servició.

Carlos Gianello explicó que este inconveniente energético se originó por una coyuntura de la línea de extra alta tensión de 500 KV, producto de una circunstancia climatológica que afectó el Corredor de 500KV Choele Choel – Bahía. Lo cual terminó afectando a todo el sistema energético argentino, que “se encuentra en una situación muy crítica”.

Esta situación provocó que la provincia se quedará sin energía eléctrica, la cual se fue recuperando poco a poco por generación propia. No obstante el director remarcó que actualmente contamos con un sistema nacional de energía muy crítico “donde ninguna de las provincia argentinas tienen la capacidad para reaccionar por sí solo sí solas, sino que está todo atado al sistema nacional que se llama (SADI) Sistema Argentino de Interconexión, y haremos los reclamos correspondientes a CAMMESA para que sea sancionada la empresa transportista”.

Facebook Comments Box